Cd. Lerdo, Dgo. A 23 de Noviembre de 2017.

Ante un lleno total del Teatro Centauro se llevó a cabo la presentación del Libro ¨Maximiliano Silerio Esparza, El Águila, La Roca y El Poder¨, en el que se borda la trayectoria del ex Goberndor y quien además fuera Diputado Local y Federal, así como senador de la República.

¨Es el Licenciado Maximiliano Silerio Esparza amigo predilecto de Lerdo, por el gran apoyo en obras que realizó durante su gobierno, como la introducción de drenaje en gran parte de la Ciudad y comunidades, la creación del Instituto Tecnológico de Lerdo, la ampñliación del tramo conocido como La Cuesta de la Fortuna en la carretera a Nazareno, entre muchas obras más que aun prevalecen¨, expresó la Presidenta María Luisa González Achem.

El invitado especial recibió reconocimientos de parte de la administración municipal, así como de parte del Instituto de Estudios Superiores de Educación Normal ¨General Lázaro Cárdenas del Río¨ y el Instituto Tecnológico Superior de Lerdo, la primera por haber sido elevada al grado de Instituto y el segundo por haber sido creado por gestiones durante su mandato como gobernador.

¨Es un orgullo estar presente en esta convivencia, muchos amigos, gran cantidad de jovenes, quienes han escuchado lo que se ha dicho por Rosalío valenzuela, Luis Fernando González Achem y Lorenzo Ponce Díaz, quienes han realizado comentarios sobre el libro y sobre mi persona, todo es verdad, son experiencias y podemos pasar horas y dias contando aun más experiencias¨, declaró Silerio Esparza.

Señaló además que sus padres le heredaron la disciplina y la cultura del trabajo, aunque quedó huerfano de padre a los 5 años y de madre a los 12, dicha herencia le sirvió para abrirse paso y llegar a ocupar destacados cargos como Presdente de Durango capital, Diputado Local y Federal, Senador de la República, Dirigente Nacional de la CNC y Gobernador de Durango.

¨Lo que se ha dicho debe ser ejemplo a los jóvenes de que cuando se tiene la vocación y el espíritu de servicios se se pueden lograr las cosas; quiero que todos los duranguenses tengan aspiraciones superiores, legítimas ambiciones de trascender, que tengan vocación de grandeza; de verdad valoro mucho el poder saludarles, contar con su presencia, el lleno tatal de este teatro me lo llevo en el corazón¨, concluyó Maximiliano Silerio Esparza.